Esas cosas de la política.


Hablando con mi entorno
últimamente es recurrente un tema: ¿A quien votamos las próximas elecciones si todos son unos incompetentes? Me parece oportuno, al hilo de esta pregunta, y viendo el resultado de las recientes elecciones en Euskadi, recordar una editorial que escribí el año pasado sobre el resultado de las elecciones:


España es cosa de dos.

El gran vencedor de estas elecciones no tiene siglas de partido, ni signo político de derechas o izquierdas. El gran vencedor de estos comicios es el bipartidismo, y toda la mercadotecnia que lo respalda. Tanto PSOE como PP han sido beneficiados por esta polarización de la política; el PSOE ha ganado cinco escaños, y los populares seis, mientras que formaciones como Izquierda Unida o diversos partidos autonómicos han perdido escaños o incluso el derecho a tener grupo parlamentario propio.

¿Hasta qué punto se puede considerar que estas elecciones son un éxito para la democracia como conjunto? La participación ha sido de un 75%, todo un éxito, pero más allá de la capacidad de movilización de los grandes partidos, que es obvia, cabe remarcar otra parte de su estrategia de campaña: el ninguneo sistemático de las otras opciones políticas.

Es tan criticable el diálogo excluyente que han establecido los dos candidatos del PSOE y el PP -con un constante intercambio de acusaciones, réplicas y contrarréplicas entre Zapatero y Rajoy, olvidando al resto de contendientes de los comicios- como el seguidismo de esta dinámica por parte de los medios. ¿Porqué se dejó fuera de los cara a cara al resto de fuerzas políticas?

Muchos reclamaban ayer el voto útil, el votar al mal menor, el “Si tu no vas, ellos vuelven”. Vendiendo alegría unos y unidad los otros, nos han relegado al voto útil, al voto cobarde. Dos son demasiado pocos para gobernar un país.


btemplates

3 respuestas:

Isam dijo...

La editorial esta era buenísima, ya cuando me la enseñaste impresa me encantó y no ha perdido ni fuerza ni sentido.

Sin duda, gane quien gane los comicios en un sistema bipartidista, quien pierde es la democracia.

Denkara dijo...

Es el maravilloso arte de las estadisticas y lo maravilloso de las elecciones...que nunca pierde nadie! Todos ganan...¿todos?

Cuando votar en blanco sea útil que me avisen!

ElFanGris dijo...

Hay un cuadro que reflejara siempre la situación sociopolítica de este país des de principios del XIX: El duelo a garrotazos.