5 respuestas

Generosidad


Gracias
a un triple arranque de generosidad de dos de mis benefactores más apreciados -Denkara y la Editorial Gigamesh- me estoy leyendo ahora mismo una recopilación de relatos cortos de Tim Powers titulada "El reparador de biblias":



Decía lo del triple arranque de generosidad porque el hecho que yo me esté leyendo esta recopilación pasa por tres regalos:
  1. Que la Editorial Gigamesh decidiera regalar esta recopilación de cuatro relatos con las compras en su tienda el día de Sant Jordi -sí, voy tres meses tarde al hacer el post-.
  2. Que Denkara comprara un ejemplar de "El Arte de Watchmen" -que es una recopilación preciosa de diseños y fotografías del proceso de realización de la película- en la paradeta de Gigamesh para regalármelo. Best girlfriend. Ever.
  3. Que al ver que se me iban los ojitos a esta recopilación de relatos decidiera regalármela también.
Siento una debilidad bastante importante por las recopilaciones de relatos cortos. En mi opinión, en el relato corto es donde se demuestra la maestría de un autor, aunque a veces pase justamente lo contrario, que un autor destaque en el relato corto pero no sea tan bueno en la novela -me viene a la mente el caso de Stephen King. El Sr. King es un autor de cuentos asombroso, pero sus relatos largos son algo irregulares para mi gusto. Si no lean "El Misterio de Salem's Lot" e "Insomnia" y verán-.

De todos modos, en el relato corto, particularmente en el del género fantástico, se puede usar una idea que quizás se diluiría en una novela completa y convertirla en el eje de un relato impactante y lleno de fuerza. He leído por ahora tres de los cuatro relatos cortos contenidos en "El reparador de biblias" y los tres me han parecido originales, interesantes, y sobre todo memorables.

Seguro que ya se habrá escrito mucho sobre el Sr. Powers, pero desde el punto de vista del que lo descubre por primera vez, me gusta su estilo directo y cortante, lo evocador de sus temas y personajes -que quedan definidos aunque se les dediquen pocas líneas, todo un cambio con respecto a las descripciones eternas de otros autores- y su manera de retorcer la visión del espectador. Me recuerda a Philip K. Dick.

En cualquier caso, queda recomendadísima su lectura. ¡Y además es gratis! Vayan a la librería Gigamesh y compren alguna maravillita como "Ubik" (ojo a los spoilers en el enlace) del citado K. Dick o la recopilación en dos volúmenes "Lo mejor de los Premios Nebula" de Ediciones B y con un poco de suerte puede que les obsequien, en un alarde de generosidad, con cuatro perlas.

4 respuestas

Otros mundos



Hace poco renové mi suscripción a World of Warcraft. Desde el lanzamiento de este MMO hace ya más de cuatro años he tenido con él una on and off relationship, que dicen los ingleses, es decir, lo he dejado y he vuelto sucesivamente. Creo que se puede decir de este juego lo mismo que de otros -tan distintos- como Magic: uno deja de jugar, pero no deja de ser jugador.

Antes que nada hay que decir que aunque lleve bastante tiempo jugando, no soy, ni de lejos, lo que la comunidad del juego consideraría un jugador "serio". No he visto todo el contenido del juego, especialmente el que pide más dedicación, ni juego demasiadas horas a la semana.

De hecho, tiendo a perderme en aspectos del juego que otros consideran menores como la exploración o el comercio. Lo de jugar ocho horas al día no es para mí, la verdad, tengo otras cosas que hacer.

Se han escrito ríos de tinta sobre este juego, con artículos que van desde la seriedad del análisis puramente económico hasta la absurdidad de comunidades enteras que discuten como jugar con más de un personaje simultáneamente -hasta con 25 a la vez-. Personalmente, me gustaría comentar un par de aspectos que no son evidentes, pero que sin duda alguna marcan el juego y lo dotan de su atractivo.

Una de las decisiones más inteligentes, al menos bajo mi punto de vista, del diseño del juego es la división de los jugadores de forma arbitraria en dos facciones, la Alianza y la Horda. Sin posibilidad de reconciliación, y sobretodo, sin posibilidad de comunicación entre ellas.

Esta división aporta conflicto al mundo del juego, algo necesario en cualquier ficción, pero lo más interesante es el grado de antagonismo que crea.

Dirán algunos que eso es bastante obvio, y que otros géneros como los shooters en primera persona llevan haciéndolo desde hace años, o que hay otros juegos online similares que lo implementan. Sin embargo creo que nunca se vio semejante nivel de hostilidad. En otros juegos -como en los de disparos- el conflicto entre bandos es inherente, pero en World of Warcraft -WoW para abreviar en adelante- se puede jugar sin tener demasiado contacto con el otro bando.

No obstante, todos los jugadores estarán de acuerdo conmigo en que es inevitable acabar enfrentándose a algún miembro de la facción rival. He escrito otras veces sobre el tema del Otro -aquí y aquí-, pero en este caso no deja de chocarme la facilidad con la que uno se olvida de que detrás de ese personaje hay otro jugador como tú.


Una tira cómica sobre la rivalidad en WoW.


Los jugadores de una facción no le tienen demasiado apego a los de la otra, y es muy típico en discusiones entre ellos que oigas hablar de la otra facción -los hordos o los alianzos según nos refiramos a un bando u otro- como si fueran un hatajo de tópicos.

Es un ejemplo perfecto de como se constituye una identidad enemiga -al estilo del comunismo en la época McCarthy- a partir de una simple división arbitraria. La aversión al otro bando es algo normal e incuestionado. Cualquier hostilidad de un bando es respondida con una hostilidad mayor del otro. Es la MAD del videojuego con elfos y orcos. Sinceramente, cómo la comunidad de jugadores ha llegado a este comportamiento es algo que no deja de fascinarme aún hoy.



El otro aspecto que me proponía comentar en este artículo es la otra decisión de diseño que creo que hace de WoW algo tan adictivo: es prácticamente imposible jugar sin conseguir nada.

Elaboremos este razonamiento; en WoW es prácticamente imposible realizar cualquier tarea sin recibir algo a cambio o sin mejorar tu personaje, y por ende, sus posibilidades de juego. ¿Que te gusta la exploración? Pues explora todas las áreas del juego y te daremos un símbolo de status y mejoraremos el nivel de tu personaje. ¿Que a tí lo que te gusta es fabricar objetos para otros jugadores y para tí mismo? Pues tienes todo un abanico de profesiones a tu disposición.

De esta manera, aparentemente tan simple, pero que seguro que tiene una montaña de horas de trabajo detrás, se consigue darle al jugador dos cosas: primero, la posibilidad de jugar al juego a su manera y segundo, la certeza de que cualquier acción que emprenda tendrá alguna consecuencia positiva. Este juego de recompensa sumamente pavloviano es sin duda una de las fuerzas que empuja el juego. A parte de la economía del mismo, que es un mundo aparte de profundidad...

¿Qué más decir? sólo pretendía elaborar un esbozo sobre estas dos ideas., y no creo que sea necesario extenderme más. Se podría escribir más, sin duda alguna, sobre este juego, y más se ha escrito. Sin embargo, lo que no quiero es parecer un pamfleto propagandístico.

Esperando haberles entretenido una vez más con sus reflexiones, se despide un servidor.

1 respuestas

Nombres.


Me encontré ayer
con este artículo en Back of the Cereal Box: un estudio etimológico de nombres en el mundo del videojuego con el título "It's a Secret to Everybody".


No es completo ni lo pretende, pero no deja de ser una lectura interesante. Si alguna vez os preguntasteis de dónde vienen los nombres de Mario y Luigi, u os gustaría saber porqué sus nombres son un juego de palabras en japonés, hojeadlo.

5 respuestas

Muchos post-its


Siendo
una entrada de blog con sólo un vídeo y poco texto, escrita a las tantas mientras me arranco el poco pelo que me queda estudiando Relaciones Internacionales.


4 respuestas

"Darrere l'APM"


Ahora mismo
ya estamos en período de exámenes finales, y es probable que escriba menos de lo habitual en esta época tan infausta. Sin embargo, me gustaría compartir con todo el mundo este reportaje.

No digo más, os dejo con el vídeo, pero antes quiero agradecer a todos los compañeros del grupo -Arnau, Clara, Ester y Noemí, por orden alfabético de nombre de pila, que así no se me enfadan- su trabajo y dedicación, los momentos de locura compartidos en la sala de edición, y sobretodo las ganas de trabajar, y de trabajar bien.

Y por supuesto, una reverencia de adoración pura a todos los que hacen posible el Alguna Pregunta Més. Sois los más grandes. ¡Ah, y no nos echeis la bronca, que con los cinco minutos que nos daban de duración máxima no cabía todo! Es posible que nos pongamos a hacer una "edición del director sin cortes" con las más de dos horas de metraje que tenemos, pero eso ya se verá.




1 respuestas

Animación. Surrealismo. Videojuegos.


Hay que ver
esta animación de Pete Candeland para creerla. La trayectoria de los Beatles en dos minutos y medio, y todo para la introducción de un videojuego.



¿Queda algo que decir?

____________________

EDIT: Se puede ver en alta definición aquí.

2 respuestas

E3: Encuentro Extático Ecuménico. No hombre, que es broma.


Se acaba el E3. La Electronic Entertainment Expo de este año ha traído noticias desde los tres bandos de la batalla por el mercado de las consolas -el sistema Natal y el Metal Gear en Xbox de Microsoft (aunque Kojima dijera que la "verdadera secuela" de la franquicia Metal Gear es otra -trailer en el enlace- y nos espere seguramente un juego experimental en Xbox360), el MotionPlus de Nintendo (sigo creyendo que la Wii es un electrodoméstico y no una consola), y los nuevos mandos, la PSPgo y exclusivas como FFXIV (ya podrían buscarse algún otro nombre, porque esto de los números romanos es un poco ridículo, señores de Square-Enix) de Sony.

Sin embargo, yendo un poquito más allá de las grandes fanfarrias de estas noticias de gabinete de prensa y copypaste de agencia, me gustaría compartir con mis lectores un trailer y dos vídeos de juego de algunos títulos que han tenido menos publicidad -aunque eso no significa que sean títulos independientes, que no lo son-. Todos los vídeos se pueden ver a pantalla completa en HD, cosa que recomiendo.

Primero, un vídeo de Assassin's Creed 2 en acción:



No puedo esperar a correr por los tejados de Venecia. Personalmente, lo que más disfruté del primero era la exploración y la libertad de movimientos que me permitían correr por Jerusalén, Damasco y Acre. Si se corrige la monotonía que aquejaba a la parte final del primer Assassin's Creed puede ser un juego muy interesante.

Siguiente, un segmento de juego de Uncharted 2: Among Thieves :



Vale, eso ha sido más peliculero que la filmografía de Michael Bay entera. ¿Como no va a gustar un juego de acción con este dinamismo y espectacularidad? Solo esperemos que a los guionistas no se les vaya la cabeza al final del juego como en el primero. Vvinooooo.

Y cerrando el post, el trailer de Wet. Parecería un juego de acción más, pero cuando se le añaden conceptos como una estética seventies, una textura sacada de Grindhouse y la acción de una Kill Bill puesta de anfetaminas hasta las cejas, ¿cómo no va a parecer deseable?



¿Es oficial ya en la RAE el adjetivo tarantinesco? si no que se lo planteen. En fin. Se despide un humilde juntaletras, hasta la próxima.

___________________________________

EDIT:Por alguna razón se me había pasado por alto el mejor trailer con diferencia del E3:



¡METAL!