Colores y ruiditos 2009: introducción y primera parte.


El título de la entrada puede llevar a confusión, pero este post tratará sobre los videojuegos de este año 2009 que nos deja. Un pariente mío se refería a los videojuegos como "colores y ruiditos" y siempre me ha hecho mucha gracia. No haré una lista de los mejores videojuegos de la década, más que nada porque se me antoja una tarea titánica que ya harán -que ya han hecho- otros.


La lista, que será probablemente larga, está dividida por plataforma -cada una de ellas en un post distinto-, y la verdad es que no sigue ningún orden al estilo "top10" porque no soy amigo de ese tipo de clasificaciones. Ah, y no necesariamente aparece el videojuego aquí porque sea bueno. A alguno le caerá una colleja. La última aclaración, que es muy necesaria, es que solo incluyo videojuegos a los que he jugado personalmente, y que los incluyo en la plataforma en la que los he jugado. Estaré encantado de recibir recomendaciones -y quejas, y amenazas de muerte fanboyiles- en los comentarios. Ahí va:



Playstation 3


Se dijo que este sería el año de la PS3, y no ha sido un mal año, aunque como siempre ha resultado irregular. Más de un juego ha acabado por ser una burbuja de hype -cosa que tristemente ya viene siendo frecuente en todas las plataformas-, pero con todo 2009 ha sido un buen año para hacerse con la consola de Sony, sobre todo con la caída de precios y el lanzamiento de la PS3 Slim. Pasemos a los juegos:


Killzone 2



Bueno, qué decir de una de las grandes máquinas de crear expectativas de Sony. Killzone 2 empieza donde acabó la primera entrega de la saga, y aunque no se puede decir que fuera un mal juego, más allá de los gráficos ofrecía poco. Los pesados controles del juego -y la imposibilidad de redefinirlos- causaron ira entre la comunidad de usuarios, a pesar de que esa gravedad en el movimiento sea quizás lo que hace único al juego. El multijugador sigue siendo -o seguía siendo, hasta el lanzamiento de Modern Warfare 2, del que hablaré más adelante- uno de los más poblados de la PSNetwork, con multitud de clases que descubrir y dominar, y un combate visceral y directo. No obstante el juego en conjunto parece resentirse un poco de la síndrome de Ubisoft, a saber: muchos valores de producción -el doblaje inglés hace que a uno se le erice el vello de la nuca de lo épico que es- y gameplay relegado al segundo término. Igualito que una película de Michael Bay, mucha explosión pero poco impacto.


Brütal Legend



He hablado varias veces de este videojuego, y creo que no hace falta extenderme más. Puede que no sea considerado uno de los grandes éxitos del año para ninguna de las plataformas en las que ha aparecido, pero el nuevo proyecto de Tim Schafer es una maravilla. Todos los elementos del juego tienen un carácter único y cuidadísimo, desde el diseño de niveles hasta el doblaje original, pasando obviamente por la selección de la -impresionante- banda sonora. Este juego señores, es una perlita igual que el anterior juego de Schafer, Psychonauts, y se convertirá, lo más probable, en un juego de culto. Consigan su copia pronto antes de que algún crítico snob de Edge lo eleve a estatus de culto y todos los coleccionistas se maten por él.


Street Fighter IV



Perfección. Capcom se reivindica de nuevo como el mejor desarrollador de juegos de lucha con la cuarta entrega de la saga Street Fighter, que es un retorno a los orígenes tanto como un paso adelante. Se retorna a los personajes que hiciera grandes Street Fighter 2 y se simplifica la mecánica de los super-combos -siempre que comparemos con títulos como Alpha3, Third Strike o Marvel versus Capcom 2-, a la vez que se da un estilo visual totalmente nuevo -los Street Fighter Ex de Arika no cuentan, como sabe todo el mundo- y se profundiza en nuevas mecánicas como el focus attack. Repito: perfección en lucha. No hay más que decir, solo queda esperar al nuevo Super Street Fighter IV que saldrá el 2010 para ver si Capcom se vuelve a superar.


Guitar Hero: Metallica



La franquicia Guitar Hero ha vendido millones, pero para cualquier aficionado al metal, entre los que me incluyo, este es el título que hay que comprar. Francamente, ya era hora de que pudiéramos emocionarnos con el solo de Master of Puppets y una guitarra de plástico. Comprarlo dos semanas después de asistir a un concierto de Metallica, bueno, es un plus. Eso sí, la dificultad de este juego es feroz. No todo el mundo podrá emular a Kirk Hammet o a Lars Ulrich a la primera, créanme. No obstante, la práctica hace la perfección, y practicar con un juego así de pulido da gusto. No se pierdan los pequeños extras de cada canción, ver al grupo tocar con monos de motion capture no tiene precio.


Assassin's Creed II



Con sinceridad hay que decir que aún estoy jugándolo, así que cualquier error de juicio se puede achacar a no haberlo terminado. Aún así, el segundo Assassin's Creed, como dijo un buen amigo, hace que el primero parezca una demo. Se ha aumentado la variedad en las misiones -tanto primarias como secundarias-, se ha mejorado el detalle de los escenarios y se cimienta la historia iniciada -en los últimos 30 minutos de juego- por el primer título de la saga, que confundió a más de uno. De todos modos no es un juego perfecto, el control aún resulta algo inexacto en algunas secciones de plataformas o en el momento de trepar, y la cámara les puede jugar una mala pasada en más de una ocasión si no se molestan en posicionarla manualmente. El combate ha ganado en variedad, pero esto no es un Devil May Cry, señores. Con todo, una mejora sobre el anterior, confirmando la franquicia como un producto sólido. Ya veremos si Ubisoft consigue darle la vuelta igual a Prince of Persia después del fiasco del último juego de la saga.


Demon's Souls



Este juego es el sueño de cualquier aficionado a los juegos de rol y de combate. A parte de un modo online extremadamente innovador, que va más allá de los típicos combates jugador contra jugador e incorpora elementos de MMO, el juego tiene una banda sonora impresionante, una estética única, original, pero sobretodo que nos traslada a un mundo coherente -pero que recuerda bastante al universo del manga Berserk de Kentarou Miura, todo hay que decirlo-. Más puntos a favor del juego son la cantidad de estilos de juego ofrecidos al jugador, que van desde los más tradicionales como el guerrero o el mago, hasta otros más exóticos como el vagabundo o el noble. Se ha comentado que la dificultad del juego es elevada, pero personalmente creo que eso es un aliciente y no un defecto en tanto que aunque ponga a prueba al jugador, Demon's Souls le recompensa por su esfuerzo. Si hay un único defecto que destacar del juego es que no ha sido lanzado en Europa ni hay planes para ello... A importar se ha dicho, señores.


Call of Duty: Modern Warfare 2



Bueno, ahora es cuando me van a sacar Udes. los ojos. Este juego es un pufo. Makanudoo hace un análisis -excelente- sobre el juego en El Gran Bug, pero les copio aquí mi comentario sobre el tema, que creo que resume -bueno, es una parrafada de las mías- mi opinión (en la página original hay más comentarios, y de hecho hay un offtopicazo sobre Avatar muy interesante):

Que conste que no pretendo criticar tu análisis, pero mi opinión sobre MW2 es bastante distinta… de entrada en el apartado gráfico me parece justito, en tanto que casi no ha mejorado en comparación con la anterior entrega de Modern Warfare -dejo a parte World at War por ser de un desarrollador distinto- y aunque ofrece paredes que pueden ser penetradas por los disparos, la física del juego es bastante pobre, y la interacción con el entorno es nula más allá de dispararle a los consabidos barriles explosivos…

Battlefield Bad Company fue mucho más allá en la interacción con el terreno por parte del jugador, creando escenarios muy interesantes en el modo multiplayer -¿Te está disparando un francotirador desde una posición oculta a la que no puedes apuntar? Haz saltar por los aires el edificio entero de dos bazokazos-. Por no hablar del aspecto de los personajes.

Más allá de los personajes principales como Price, Shepherd, Ghost y compañía, el resto de soldados es totalmente intercambiable, y uno a veces tiene problemas para distinguir rusos de americanos. Y hay gráficos mejores en las consolas actuales, no voy a poner ejemplos para no ser tildado de “fanboy” por nadie, pero creo que es evidente.

Más allá de los gráficos, me parece oportuno comentar que la integración del jugador en la historia se hizo mejor -y de forma menos tramposa- en juegos como Bioshock o incluso Half-life 2. El polémico “No Russian” no es más que un ejercicio de polémica gratuito para darle algo de bombo mediático al juego… de hecho se puede pasar el nivel entero sin pegar un solo tiro mientras sigas a los terroristas. Yo lo hice.

Por no hablar del momento cumbre del enfrentamiento final del juego… que será épico, eso sí, pero no deja de ser previsible -desde el momento del cuchillo, y no digo más para no spoilear, ya se sabe como acabará la cosa…- y de hecho no es otra cosa que un Quick Time Event. El juego repunta en las incursiones a cámara lenta, que son realmente un punto innovador, pero a parte de eso y las misiones de “sigilo”, que ya fueron de lo mejor de la entrega anterior, no ofrece nada nuevo.

La dificultad de la campaña de un solo jugador es extremadamente tramposa, y de hecho en las dificultades superiores -creo que yo lo jugué en “curtido”, la penúltima si no me equivoco- simplemente provoca que aparezcan enemigos de la nada en las habitaciones que ya has limpiado, dando la ilusión de complejas emboscadas cuando simplemente han aparecido de la nada detrás tuyo. Y no lo digo por decir, he visto más de un soldado ruso aparecer de la nada en la campaña…

Se sustituye calidad por cantidad, simplemente aumentando el daño de las balas y el número de enemigos, pero no su AI, que no es como para echar cohetes. Se pueden ver comportamientos más inteligentes en los enemigos del ya mencionado Half Life 2, y es un juego con 5 años de antigüedad… ¿Os han devuelto alguna vez las granadas los enemigos en Modern Warfare 2? Ya, a mi tampoco.

Por no hablar del scripting, que es más aparente que un puñetazo en la cara… vas con una compañía entera, pero si tu no pasas de la trinchera no se mueve nadie, y siguen disparándose balas entre ellos sin impactar ni una sola vez. El jugador a pesar de estar acompañado de un batallón se siente solo constantemente. Aquí no hay otra táctica que el “ve tú delante que a mí me da la risa.”

Con todo, el single player es un pequeño adorno -de hecho las misiones cooperativas tienen más chicha y son el gran olvidado de este juego- para el multiplayer, que es una versión corregida y aumentada del visto en los anteriores títulos de la saga. No se engañen, este juego es de todo menos rompedor, y se puede ver sin demasiadas complicaciones como la exportación del estilo franquicia, continuista y nada creativo, al estilo FIFA o Pro Evolution Soccer, al mundo del FPS.
¿Qué se apuestan que el año que viene sale otro Call of Duty igual de “revolucionario”?

Y poco más queda por decir. Siguiente (¡Y que empiecen los flames!)


Noby Noby Boy



¿Les ha gustado el cambio de tercio? Claro que sí. Noby Noby Boy es a un videojuego "tradicional" lo que una caja de cartón es a un castillo de juguete. El juego de Keita Takahashi -que ya nos impresionó con Katamari Damacy- es un juguete que viene sin instrucciones. Pueden hacer con él lo que ustedes quieran, y si buscan algún objetivo al juego... bueno, el objetivo es divertirse, no recoger monedas ni completar niveles. Todo el espíritu lúdico e infantil -en un buen sentido de la palabra- del diseñador está en este juego. Por los cuatro euros que vale, denle una oportunidad. Todo Noby Noby Boy es un tributo a la infancia y a la ingenuidad; arte a través de un nuevo medio.


Critter Crunch



Los chicos de Capybara Games tienen oficio, y lo demuestran. Este puzzle es absolutamente adictivo, recicla y mejora aquel Magical Drop de Neo-Geo con gráficos animados dibujados a mano y un juego que tanto en solitario como en multijugador es extremadamente divertido, simple de aprender, pero difícil de dominar. Este estudio ya ha dado la sorpresa con Critter Crunch, y otro de sus juegos aparece en esta serie de posts en el apartado de portátiles. Quédense con el nombre de Capybara, este estudio dará tanto que hablar o más que Arkedo.


Uncharted 2: Among Thieves



El juego del año. Sin paliativos. Uncharted 2 es una mejora tan exponencial sobre la primera entrega de la serie que la hace irrelevante. Donde el original tomaba prestadas las mecánicas de juegos de éxito -la cobertura y los disparos en tercera persona de Gears of War, el plataformeo en tercera persona de la saga Tomb Raider- y les daba un lavado de cara, Uncharted 2 toma ese mismo punto de salida y lo convierte en un videojuego revolucionario. Revolucionario en su ritmo -que deja en el barro a más de una película de acción de alto presupuesto...-, en su diseño de niveles y personajes -que son, llana y simplemente, bellos, muy bellos- y en su uso del color. Cada frame de Uncharted 2 parece extraído de una página del National Geographic Magazine. El uso de la cámara es magistral, el doblaje de los personajes es digno de cualquier película, y el ritmo de juego y de dificultad es simplemente perfecto. A todo esto se le añade un multijugador tan rápido y ágil como la campaña en solitario, con múltiples modos de juego y que incorpora tanto los elementos de shooter del juego como de plataformas, en niveles dónde el factor vertical es extremadamente importante. Si tienen una Playstation3, necesitan este juego. No lo quieren, lo necesitan. La única ¿pega? es que todos los niñatos se fueron al multiplayer de Modern Warfare 2.


Y hasta aquí los destacados en la negra de Sony. Mañana, PC. Un saludo, y felices fiestas a todos mis lectores -que alguno habrá que no conozca-.


btemplates

1 respuestas:

Denkara dijo...

Muy buena la lista de juegos.
El Criter Crunch lo tengo a medias... pero es que jugar contra Ana es perder seguro!
El Guitar Hero Metallica sabes que me lo terminaré pasando! Creo recordar que hasta que se me jodió la espalda, con la bateria solo me faltaban 3 o 4 canciones para terminarlo.
Y del Assasins Creed 2... aún no he llegado a Venecia!! Tengo que jugar más! No puede ser!!!! xDD