Una mirada a lo que está por venir

O lo que es lo mismo, remesa de vídeos, trailers y demás miscelánea que me ha llamado la atención últimamente. Ahí van, sin ningún orden en particular:

Un sneak peek al remake de Predator de Robert Rodríguez. Cuantas cursivas en una sola frase.







El tráiler definitivo de la versión de Ridley Scott y Russell Crowe de Robin Hood, ahora con más Galadriel:







El primer tráiler (¿Sabían que "tráiler" está reconocido por la RAE como sinónimo de "avance" en sentido cinematográfico? Uno más para los compañeros del "güisqui") de la segunda parte de la mítica Tron.







El avance -viva la corrección lingüística- definitivo de Iron Man 2. Huelga decir nada más:







The Mechanic, un remake de una película de Charles Bronson matando a gente, con Jason Statham y Ben Foster matando gente. Tiene tanto aroma a subproducto que mola.






Hay algo profundamente posmoderno en el siguiente vídeo: las mentes privilegiadas de The Escapist, una de las mejores publicaciones serias sobre entretenimiento de la web, juntan a cuatro pornstars, una stripper y una peluquera y les montan sesiones de Dungeons and Dragons en lo que prometen será una serie quincenal. En fin, el invento se llama I hit it with my axe y no tiene desperdicio:










One button Bob es un juego flash que hace un ejercicio, como su nombre indica, de jugabilidad de un solo botón. Recuerda a Canabalt, del que ya hablé, pero es algo más elaborado.



Scratch to win es un curioso ejercicio de control en un juego flash: se controla íntegramente con la rueda del ratón, propone una mezcla de manipulació de ruedas, molinos o el mismo tiempo, todo al ritmo de Alicia en el País de las Maravillas y una canción de Gorillaz.



Que los disfruten, damas y caballeros. No pierdan demasiados ratos de sueño o trabajo por mi culpa.

btemplates

2 respuestas:

ElFanGris dijo...

Tras visionar el video de I hit it with an axe,he de decir ,curioso, que por lo visto en otros lugares que las chicas están mas interesadas en D&D que en los juegos mas interpretativos.

Ubeinn dijo...

Hombre, que actrices pornográficas estén más interesadas en objetos contundentes que en la interpretación no es sorpresa.

TARAN-TAN TARAN-TAN, CHASSSSSS.